LUGARES MAGICOS DE ARAGON – INTRODUCCION –

La connotación de la palabra magia no viene a significar en todos los casos “algo” no real y perteneciente al mundo de la fantasía, sino más bien se podría enmarcar en el aspecto de ser unos hechos reales sin aparente explicación, escapándose de las leyes que rigen la naturaleza.

Siendo esto así en este vasto territorio aragonés, podremos encontrarnos con manantiales milagrosos, santuarios y grandes rocas utilizadas en antiguos cultos ancestrales, donde la tradición popular y no un servidor les ha otorgado el grado de lugares mágicos y milagrosos.

Los inicios de estas creencias los podemos encontrar posiblemente en las primeras migraciones humanas que entraron en la península atravesando la barrera natural pirenaica, donde se asentaron y empezaron a darle forma a este viejo reino. Debido a la afluencia de distintos pueblos, en estos éxodos se generaron el nacimiento de nuevas culturas al mezclarse entre ellos, absorbiendo los unos y los otros las creencias mágicas de las que eran portadores y acrecentando la riqueza de estas últimas.

En LUGARES MAGICOS DE ARAGON, fiel compañero de camino, describo un nutrido grupo de lugares donde lo mágico se hace palpable en cada uno de los rincones mostrados, dando al lector una perspectiva viajera diferente y donde el camino lo hará usted, con su propio andar, amigo lector.

Este libro está construido con la idea primordial de viajar, por ello lo he agrupado por “rutas” y por cercanía entre los lugares a visitar, para quien se decida a visitarlos pueda en una jornada vivenciar varios de estos lugares sin tener que hacer gran cantidad de kilómetros. No obstante si lo de viajar no es para usted, le invito a que se acomode en la butaca de su casa y se pierda en sus líneas, podrá también viajar con sus imágenes, al ser un libro generoso en este aspecto.

Para concluir, se dará cuenta amigo lector, que se ha intentado facilitar al máximo el acceso a los lugares, ya sea con leyendas explicativas existentes al final de cada recorrido, orientando lo mejor posible de cómo llegar a los sitios, o bien para los amantes de las nuevas tecnologías, se han colocado las coordenadas GPS de cada enclave, para que de esta manera, se facilite al máximo la labor de encontrarlos.

Amigo lector, atrévase a iniciar el camino, le aseguro que no quedara defraudado. Este libro le dará la posibilidad de “tocar” la magia de cada uno de los rincones descritos.

En este BLOG continuación del libro LUGARES MAGICOS DE ARAGON describo en pequeños resúmenes “otros” lugares mágicos de esta ancestral tierra, en un afán de darle una continuidad al libro y de mantenerlo vivo, ya que por espacio no se han podido incluir todos ellos, al ser este un territorio muy rico en este aspecto.

BUEN VIAJE.

26.10.14

Esconjuraderos

Los esconjuraderos, son unas pequeñas construcciones sacras diseminadas en su mayoría por las zonas pirenaicas, y que están exentas de cualquier tipo de decoración religiosa, ademas, su forma es muy sencilla, ya que son tipicamente cuadrados y no muy grandes con cuatro aberturas sin puertas y normalmente orientados hacia los puntos cardinales. Estos pequeños templetes (por llamarlos de alguna manera) se idearon para esconjurar (esconchurar en aragonés) toda clase de tormentas, plagas o cualquier otro tipo de peligro atmosférico, teniendo estos monumentos mucho auge entre los siglos XVI al XVIII, ya que en el intervalo de este tiempo florecieron un gran numero de ellos a lo largo y ancho de nuestra geografía aragonesa y como ya comento unas lineas antes, estando la mayoría ubicados en la zona norte de nuestra región autónoma.
El "funcionamiento" de  estos curiosos edificios era muy fácil. El sacerdote cuando se acercaba una tormenta con cierto riesgo de ser dañina, se encaminaba hacia este lugar hisopo en mano y cargado con una buena cantidad de agua bendita, para enfrentarse a la tormenta, para ello se situaba en el umbral de la puerta que coincidía con el lugar geográfico por donde venia la tormenta, de alguna manera y simbólicamente, para hacerle frente o plantarle cara blandiendo el hisopo cargado de agua bendita hacia la tormenta y recitando incomprensibles letanías en nombre de Dios, ya que era la única arma (según las creencias de nuestros ancestros) que podían parar las fuerzas de la naturaleza.
Esconjuraderos mas conocidos en Aragon:
Esconjuradero de Baraguás.
Esconjuradero de los Cuatro Vientos (Panzano).
Esconjuradero de Alquezar.
Esconjuradero de Adahuesca.
Esconjuradero de Mediano.
Esconjuradero del Pueyo de Araguás.
Esconjuradero de Almazorre.
Esconjuradero de Guaso.
Esconjuradero de Asin de Broto.
Esconjuradero de Campol.
Esconjuradero de San Vicente de Labuerda.
Esconjuradero de Buergasé.
Esconjuradero de Bordón.

En la imagen, el esconjuradero de los Cuatro Vientos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario