LUGARES MAGICOS DE ARAGON – INTRODUCCION –

La connotación de la palabra magia no viene a significar en todos los casos “algo” no real y perteneciente al mundo de la fantasía, sino más bien se podría enmarcar en el aspecto de ser unos hechos reales sin aparente explicación, escapándose de las leyes que rigen la naturaleza.

Siendo esto así en este vasto territorio aragonés, podremos encontrarnos con manantiales milagrosos, santuarios y grandes rocas utilizadas en antiguos cultos ancestrales, donde la tradición popular y no un servidor les ha otorgado el grado de lugares mágicos y milagrosos.

Los inicios de estas creencias los podemos encontrar posiblemente en las primeras migraciones humanas que entraron en la península atravesando la barrera natural pirenaica, donde se asentaron y empezaron a darle forma a este viejo reino. Debido a la afluencia de distintos pueblos, en estos éxodos se generaron el nacimiento de nuevas culturas al mezclarse entre ellos, absorbiendo los unos y los otros las creencias mágicas de las que eran portadores y acrecentando la riqueza de estas últimas.

En LUGARES MAGICOS DE ARAGON, fiel compañero de camino, describo un nutrido grupo de lugares donde lo mágico se hace palpable en cada uno de los rincones mostrados, dando al lector una perspectiva viajera diferente y donde el camino lo hará usted, con su propio andar, amigo lector.

Este libro está construido con la idea primordial de viajar, por ello lo he agrupado por “rutas” y por cercanía entre los lugares a visitar, para quien se decida a visitarlos pueda en una jornada vivenciar varios de estos lugares sin tener que hacer gran cantidad de kilómetros. No obstante si lo de viajar no es para usted, le invito a que se acomode en la butaca de su casa y se pierda en sus líneas, podrá también viajar con sus imágenes, al ser un libro generoso en este aspecto.

Para concluir, se dará cuenta amigo lector, que se ha intentado facilitar al máximo el acceso a los lugares, ya sea con leyendas explicativas existentes al final de cada recorrido, orientando lo mejor posible de cómo llegar a los sitios, o bien para los amantes de las nuevas tecnologías, se han colocado las coordenadas GPS de cada enclave, para que de esta manera, se facilite al máximo la labor de encontrarlos.

Amigo lector, atrévase a iniciar el camino, le aseguro que no quedara defraudado. Este libro le dará la posibilidad de “tocar” la magia de cada uno de los rincones descritos.

En este BLOG continuación del libro LUGARES MAGICOS DE ARAGON describo en pequeños resúmenes “otros” lugares mágicos de esta ancestral tierra, en un afán de darle una continuidad al libro y de mantenerlo vivo, ya que por espacio no se han podido incluir todos ellos, al ser este un territorio muy rico en este aspecto.

BUEN VIAJE.

5.1.13

El copon resplandeciente


El hecho que paso a relatar, aconteció en la ciudad de Huesca en el trascurso de la noche del 29 al 30 de noviembre del año 1648. Esa noche fue robado en la catedral de esta ciudad, un copón con sus sagradas formas de dentro del sagrario, un tremendo sacrilegio que a nadie se pudo atribuir. De esta terrible profanación se dieron cuenta los sacristanes del templo al ir a celebrar el primer acto litúrgico del día 30, levantándose gran revuelo entre la comunidad de clérigos que atendían la catedral.

Llegando la hora del Ángelus (6 a.m.), el campanero aun en penumbra se dirige a la torre del campanario para hacer tañer la campana que llama a oficios, mientras esta en su cometido y desde la parte mas alta de la torre, observa en uno de los campos anexos al templo que en un montón de estiércol sale un resplandor inusitado, preocupando por semejante visión, decide comentárselo al sacristán, que extrañado decide ir a ver con sus propios ojos lo que el campanero le decía. Ambos personajes se dirigen hacia el montón de estiércol donde el fulgor continuaba mas vivo que nunca. Llenos de curiosidad se ponen a excavar entre el montón de excrementos, desenterrando al poco el copón robado y que mantenía todas sus sagradas formas en su interior.
Igual de rápida que se propago la noticia del robo, se difundió la de su recuperación, celebrando por la tarde de ese mismo día una misa con gran solemnidad y entonando un "Te Deum" en acción de gracias.
En memoria de este milagro se acordó celebrar todos los 30 de noviembre un Te Deum para recordar semejante prodigio y en acción de gracias, después de la hora tercia, ademas de levantar una capilla para tal efecto en la propia catedral.
El tiempo se ha encargado de que esta celebración por este hecho tan curioso se haya perdido, así pues queden estas lineas para perpetuar en la medida de lo posible esta sacra historia.
Como curiosidad diré que la referencia escrita de esta milagro se encuentra en la cuarta parte del ceremonial Oscense del canónigo doctoral "Doctor de Novellas"

No hay comentarios:

Publicar un comentario